• INFANCIA MISIONERA 2021


    ¡Somos familia!
  • CONCURSO INFANCIA MISIONERA


    Somos familia. 3, 2, 1, ¡acción!
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

1/13/2021

“La Iglesia ejerce el papel de madre de muchos niños en el mundo”

La Infancia Misionera es una Obra del Papa, que promueve la ayuda recíproca entre los niños de todo el mundo. En esta obra los niños ejercen como pequeños misioneros y son protagonistas de la Evangelización. Infancia Misionera da a los niños un papel protagonista en el servicio misionero: ellos son los agentes, donantes y receptores de la tarea misionera. Con el lema Los niños ayudan a los niños” Infancia Misionera es una escuela de fe y de solidaridad. Porque los niños son capaces de Dios, y lo son desde su más temprana edad.

El pasado 12 de enero se presentó la Jornada de Infancia Misionera, que se celebra en España el domingo 17 de enero. Esta Obra Pontificia sostenida por niños contribuyó con más de 19 millones de euros a los niños del mundo en 2018. Se llevaron a cabo 2.943 proyectos. Más concretamente, España aportó 1.944.646,25y sostuvo 354 proyectos en 30 países, y fueron atendidos más de 172.177 niños.

“Queremos concienciar a los españoles, especialmente a los niños, de que vivimos en una gran familia, y no podemos ser indiferentes a las necesidades de los demás por estar lejos”, ha afirmado en rueda de prensa José María Calderón, director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP). Esta institución organiza la Jornada de Infancia Misionera, que se celebra en España este próximo domingo 17 de enero, con el lema “Con Jesús a Nazaret, ¡somos familia!”.

 “La Iglesia ejerce un papel de madre, padre y familia de muchos niños en el mundo”, ha explicado Calderón, quien ha sido testigo directo de ello en sus experiencias misioneras. “Decimos a los niños que tienen un valor, que son dignos de ser amados”. Y para sostener este trabajo está la Obra Pontificia de Infancia Misionera, que es el sostenimiento anual que ofrece el Santo Padre al trabajo que los misioneros realizan con la infancia, adolescencia y maternidad. 


12/29/2020

EPIFANÍA - 6 DE ENERO


Jornada de  los Catequistas nativos y del IEME

"Para que todos tengan vida" (Jn 10,10)

Esta es la tarea de todos los misioneros, de todos los catequistas, de todas las comunidades en la misión y esta debe ser también la misión de todos los bautizados, trabajar para que todos tengan vida y la tengan en abundancia.

12/22/2020

FELIZ NAVIDAD A NUESTROS QUERIDOS MISIONEROS

 

“Agua fresca en garganta sedienta es la buena noticia de tierras lejanas”
Pr. 25, 25

Desde la Delegación de Misiones te deseamos Feliz Navidad y próspero año nuevo para ti y tu familia misionera.


10/14/2020

QUE EL COVID-19 NO FRENE TU DONATIVO. DOMUND 2020


Fuente: Web Omp.

Un año más arranca la campaña del Domund, la Jornada Mundial de las Misiones convocada por el Papa para implicar a todos en la misión de la Iglesia. Celebrada sin interrupción desde 1926, el Domund se enfrenta este año a una situación difícil por la pandemia. Obras Misionales Pontificias (OMP) propone su campaña más digital con el lanzamiento del vídeo del Domund y de la página web www.domund.es. Además del testimonio de los misioneros, destaca la primera carrera virtual del Domund y la exposición “El Domund al descubierto” en Burgos.

Una familia con cinco hijos en Tanzania. Una religiosa médico en Camerún. Un religioso profesor en Vanuatu. Un sacerdote en Japón y otro en la selva amazónica en Perú. ¿Qué tienen en común? Una llamada de Dios, a la que todos respondieron “Aquí estoy, envíame”, tal como reza el lema del Domund, la gran fiesta de las misiones de la Iglesia universal. Y precisamente por ello, son los protagonistas del vídeo del Domund de este año, en el que se muestra la belleza de la misión universal en una variedad de carismas, localizaciones y tareas. De carácter testimonial, pretende acercar sus historias a los colegios y parroquias que este año no podrán recibir la visita física de misioneros, como era tradición.

“A nosotros nadie nos paga por estar aquí”, explican Juan Pablo Trenor y María Martínez, una familia del Camino Neocatecumenal con cinco hijos que viven en Arusha (Tanzania). Entre cortes de luz y agua, con un idioma que desconocían, viven con sus hijos su vida de fe y acompañan la pastoral de la parroquia. Ellos participan en el vídeo del Domund de este año, al igual que Rosario García, médico, misionera de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, que ofrece en medio de la selva de la diócesis de Yaundé un hospital, donde van muchos enfermos a curarse o a morir con dignidad.

Estos testimonios se unen a los de Antonio López García Viejo –hermano corazonista misionero en Vanuatu (Oceanía)-, Pablo Seco –sacerdote diocesano en Japón-, o Alfonso Tapia –sacerdote diocesano en la selva amazónica-. Todos ellos, desde su particularidad, muestran cómo la Iglesia ha seguido adelante con el mandato de Jesús de ir y hacer discípulos hasta los confines de la tierra. Las diócesis en las que están estos misioneros no podrían subsistir sin la ayuda del Domund.

Además del vídeo del Domund, OMP lanza una página web (www.domund.es) en la que se puede conocer de forma interactiva, con más detenimiento, la historia de cada una de estos misioneros que aparecen en el vídeo, sumados a los de la monja protagonista del cartel, la hermana Juana Dominguez, misionera en Angola. ¿Por qué os fuisteis a la misión? ¿Qué os encontrasteis allí? ¿Habéis tenido miedo? Son algunas de las preguntas que los misioneros responden en vídeos hechos por ellos mismos.

Junto con sus testimonios, se explica cómo el dinero del Domund sostiene y ha hecho crecer en los últimos 30 años las diócesis en las que estos misioneros entregan su vida. Son solo seis ejemplos de las 1.115 diócesis del mundo que dependen de la colecta del Domund.

Por último, desde la web se puede acceder a toda la información de las actividades nacionales de este año: la exposición “El Domund al descubierto”, que en esta 6ª edición, tendrá lugar en la catedral de Burgos; y la primera carrera virtual “Corre por el Domund”. Todas estas actividades se suman a las delegaciones de misiones de las diócesis españolas, que con creatividad están trabajando para que el Domund de este año llegue de una nueva forma.

Que el COVID-19 no frene tu donativo

Desde Obras Misionales Pontificias se anima a que la situación sanitaria no obstaculice el donativo de aquellos que quieran participar en la misión de la Iglesia. A pesar de que en muchas parroquias las colectas no se están realizando, y en los colegios se debe evitar el contacto con el dinero en efectivo -no habrá por lo tanto huchas y sobres con normalidad-, se puede colaborar de muchas formas. OMP ha habilitado los donativos por Bizum, que se suma a otras formas de colaborar digitales como el pago con tarjeta, la transferencia o Paypal.

10/11/2020

“Aqui estoy Señor, envíame” Nos escribe Antonio Fdez Domínguez desde Zambia.

 Este será un DOMUND  diferente por culpa de la pandemía,  pero no podemos dejar que esto nos paralice, os animamos a hacer un esfuerzo y acercarnos a la misión con  estos testimonios de nuestros misioneros, ellos han escuchado esa Voz y han  dicho: 

“Aqui estoy Señor, envíame”

Desde
Zambia.-  La maleta de Antonio Fernández Domínguez
 

"Con relativa frecuencia desde mi ordenación sacerdotal me ha tocado cambiar de destino, comenzar de nuevo, conocer nuevas gentes, afrontar nuevos retos, aprender otras lenguas, intentar otros caminos. Y cada vez qué he asumido un nuevo destino me han vuelto a surgir las mismas dudas, las mismas inseguridades: seré capaz, no habré ido excesivamente lejos esta vez al aceptar, no será un reto demasiado alto para mí?

Sin embargo, y a pesar de estos temores, allá dentro nunca he dejado de sentir una continua música de fondo qué me ha acompañado a lo largo de Los años: "Vete, no temas, Yo estoy contigo". Y una y otra vez he vuelto a repetir la letra de aquella antigua canción: "I say Yes my Lord, l will go".

Este año, una vez más, tengo que hacer la maleta, dejar el pasado conocido y afrontar el reto de comenzar en un destino diferente, empezar de nuevo. Ahora tengo que ir mucho más lejos, y toca construir, aprender otra lengua extraña, crear una nueva parroquia, enfrentarme a lo desconocido.

Y yo sigo escuchando mi música de fondo: "Vete, no temas, Yo estoy contigo". Y de nuevo vuelvo a repetir la letra de aquella antigua canción: "l say Yes my Lord, l will go".
 

Unha aperta


10/01/2020

AQUÍ ESTOY SEÑOR, ENVÍAME. TESTIMONIO Y NOMBRAMIENTO

Qué claras y cristalinas debieron sonar las palabras que el profeta Isaías pronunció hace unos 2800 años ante la pregunta nada retórica de Dios, aunque no se dirigiese a nadie en concreto. “¿A quién enviaré?” El profeta responde de inmediato y sin titubeos: “Aquí estoy, envíame”.

Justo lo opuesto a cuando el profesor dice en la clase: “Necesito dos voluntarios”, y todos los alumnos bajan automáticamente la cabeza, clavando la vista en el libro que tienen delante, no precisamente para ponerse a estudiar, sino esperando que alguno de los vecinos de pupitre alce la mano y diga: “Aquí estoy yo”, o hasta que el profe deje caer la propuesta.

Me pregunto si mi respuesta fue tan clara y sin titubeos como la de Isaías cuando en el lejano 1964 dejé el seminario de Ourense para ingresar en el instituto misionero de los Combonianos. Si, me moría por ser misionero, mi deseo alimentado por “ir a los que viven en tinieblas y sombras de muerte”, eslogan alimentado por sueños de selvas y desiertos africanos. Fue eso lo que me ayudó a superar los obstáculos que en aquel momento se interponían, el mayor de los cuales era el de la situación de mis padres. Último de una familia de doce hijos, todos mis hermanos se habían ido yendo de casa sin perspectivas de vuelta. Mis padres esperaban aquella tan arraigada solución en aquellos tiempos: irse a vivir con su hijo pequeño a la parroquia donde lo mandaran. Y he aquí que al hijo se le ocurre la locura de irse a las selvas africanas. El ejemplo de Comboni, que dejó a sus padres ancianos y pobres, me confortó.


Pero hete aquí que, por importante que sea el decir sí cuando se arranca para misiones, no va a ser el único momento en que uno se juega el ser fiel de verdad y serlo solo a medias. En realidad, ese es solo el punto de partida. Isaías no nos dice nada de las dificultades que tuvo en su “carrera” de profeta. Pero Jeremías sí nos lo dice. Más de una vez quiso escapar de Dios, porque el peso de su palabra le abrumaba. Protesta pero sigue adelante, fiel hasta la muerte a quien le llamó. 

En los variados servicios que la vida misionera presenta, los hay que están en la línea de cómo uno ha soñado ser misionero y que son a medida de lo que uno cree que son sus capacidades y sus fuerzas. Hay otros, en cambio, ante los que uno siente la tentación de plantarse y decir: “No, mira, Señor. Lo siento, pero esto no es para mí. Pídeselo a otro. ¿Es que no hay nadie de mis compañeros de pupitre que levante la mano para decir “Aquí estoy yo”?

¿Estoy haciendo una confesión personal como las de Jeremías? Porque, mientras esto escribo, otro de esos momentos cruciales, superiores a lo que uno considera las propias fuerzas, se ha asomado por mi vida misionera. La cuestión es que, cuando uno no tiene ninguna razón humana para echársela sobre las espaldas, es el momento de hacerlo fiado solo en aquel en nombre del cual, al menos teóricamente, uno ha hecho todo cuanto ha realizado en su vida.

Juan González Núñez

Desde Etiopía



“Con fecha del 29 de septiembre, 2020, el P. Juan ha sido nombrado Administrador Apostólico (hacer las veces de Obispo, sin serlo) de la diócesis de Hawassa, en el sur de Etiopía. Hawasa es la diócesis más grande de la nación en cuanto al número de católicos y seguramente también la más compleja”.